En un clásico intenso, Independiente y Boca igualaron 1-1 en Avellaneda

Independiente y Boca animaron un entretenido clásico en el estadio Libertadores de América: empataron 1-1 por la Zona 2 de la Copa de la Liga ProfesionalGastón Togni abrió el marcador para los conducidos por Julio César Falcioni. Carlos Zambrano, el autor del gol para la visita. Ya en tiempo de descuento, Sebastián Sosa le atajó un penal a Sebastián Villa.

Con un esquema 5-2-3, el dueño de casa apostó a presionar en la salida del Xeneize asfixiando con los tres delanteros y Domingo Blanco encima de Campuzano. La visita, en tanto, también ejerció su pressing para salir rápido con sus velocistas, sobre todo Villa a espaldas de Bustos, para jugar mano a mano con Barreto.

En el juego casi de espejos, Boca comenzó siendo más incisivo. A los 6′, Maroni abrió para Tevez, quien habilitó a Villa. El colombiano tocó por arriba, el balón dio en el travesaño, y el ex Sampdoria no logró convertir con el arco a su merced. Instantes después, volvió a tenerlo Villa tras cesión del Apache: su remate se fue por encima del travesaño.

Independiente necesitó de más pases para llegar a la valla adversaria; contó con el dominio territorial, pero más por voluntad de Boca, que jugó a correr con espacios. Lucas Romero se hizo eje y con un remate lejano buscó sorprender a Esteban Andrada. Y a los 24′ llegó a la apertura del marcador. Palacios desbordó por la derecha y Gastón Togni, de cabeza, apuntó el 1-0.

Con el grito, Independiente retuvo el control del partido. Menéndez a los 31 contó con una posibilidad inmejorable para ampliar el score: Palacios pisó el área y reclamó penal (que no existió, porque la sujeción no contó con la fuerza necesaria para tener identidad de falta), el balón derivó en el ex Chaca, que definió sin pericia.

También, los de Falcioni pudieron quedarse con 10 hombres. Insaurralde le aplicó un violento pisotón a Villa que no fue advertido por el árbitro Patricio Loustau.

Boca no encontraba los caminos para el empate por abajo. Y lo consiguió por arriba. Mauro Zárate envió un centro pinchado y Zambrano, sin marca porque inició su carrera desde atrás, anotó el 1-1. Los cambios (entraron Varela, Almendra y el citado ex Vélez) le dieron otra vivacidad a Boca, sumado a que Independiente sintió el desgaste.

En consecuencia, Falcioni también jugó sus fichas. Roa y Velasco ingresaron para darle un segundo aire al Rojo. Una acción individual del juvenil maravilla del Diablo y un remate alto de Costa tras un error de Andrada casi le vuelven a dar la ventaja al dueño de casa.

Sobre el epílogo, otra gran emoción. La combinación Zárate-Zambrano le dio otra posibilidad a la visita: Costa tocó el balón con la mano al querer marcar al peruano tras un centro de Mauro. Villa asumió la responsabilidad de ejecutar y Sosa, arrojándose hacia su derecha (y adelantándose un poco, por lo que debí haberse repetido el remate) se destacó por plasticidad e intuición.

Así, repartieron puntos. Independiente, con 13 unidades, escolta al líder de la zona, Vélez, y se clasifica por el momento a la fase de eliminación directa de la Copa. Boca hoy está afuera. Y necesita encontrar juego para hacer pie, como lo hizo en los últimos dos certámenes locales (Copa Diego Maradona y Superliga) en los que se consagró campeón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *