Top 5: cuáles son las mejores ligas europeas según la UEFA

De acuerdo con el Coeficiente de la UEFA (que determina las plazas para cada competición europea) las cinco ligas principales, las grandes, son: 1) Premier League; 2) Liga de España; 3) Serie A de Italia; 4) Bundesliga; 5) Ligue 1 de Francia. Ese índice se obtiene contemplando los resultados de los equipos de cada liga en las copas europeas (Champions League, Europa League, Conference League). En esos posicionamientos hay un factor que es determinante: el dinero.

El cómodo líder en esa tabla lo es también en la del poder económico: la Premier League tiene un valor de mercado de 9.250 millones de euros, de acuerdo a los datos del sitio especializado Transfermarkt.

El segundo lugar es para España, impulsada sobre todo por sus dos gigantes, el Real Madrid y el Barcelona. Su valor de mercado es 4.870 millones de euros.

La Bundesliga -top 4 para el ranking UEFA- se queda abajo del podio, más allá de ser la más convocante, con un valor de mercado de 4.110 millones; justo detrás de la Serie A italiana que ostenta 4.680 millones entre el valor de sus futbolistas.

El quinto lugar (que ofrece sólo dos lugares directos a la fase de grupos de la Champions, a diferencia de las cuatro plazas directas para los integrantes del top 4) es para la Ligue 1 con 3,420 millones. Con el PSG como amo y señor de casi todo.

Recién cerrado el libro de pases, parece que nada cambió ni cambiará. Al menos en el corto plazo.

Las razones de un fenómeno que crece

Hay razones para el escenario: el caso Bosman, en 1995, comenzó a modificar el fútbol europeo y mundial. Consiguió que desapareciera la limitación de participar para los futbolistas comunitarios y facilitó que se reconfigurarse la figura del transfer internacional y los derechos de formación.

El Caso Simutenkov, en 2005, resultó otro paso en idéntico sentido: el ruso ya no jugaba en España cuando la sentencia salió en el año 2005. Consiguió no sólo que los jugadores rusos pasaran a tener la consideración de comunitarios, sino que generó una suerte de continuidad en los países de la ex Unión Soviética: Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Kazajistán, Kirguistán, Moldavia, Uzbekistán y Ucrania. Todos los jugadores de estos países tenían acuerdos similares y, en consecuencia, nuevos horizontes.

En simultáneo comenzó a crecer el mercado y comenzaron a llegar los grandes empresarios incluso ajenos al ámbito del fútbol y ya más cerca en el tiempo los magnates de países periféricos que emplean a sus clubes de fútbol como ventana al mundo. Desde los petrodólares de Qatar para el PSG y de los Emiratos Arabes Unidos para el Manchester City hasta los de Tailandia para el Leicester de la Premier League. China y Estados Unidos también metieron la cuchara y hasta re-impulsaron sus ligas a fuerza de millones. Esos dos negocios, aunque con pasos más breves también siguen creciendo.

La Premier League: las claves para ser líder

Una constante en la Premier League de estos días, un festejo del Manchester City de Pep Guardiola. (REUTERS)Una constante en la Premier League de estos días, un festejo del Manchester City de Pep Guardiola. (REUTERS)

La Premier League británica (pueden competir equipos de Inglaterra y de Gales) es líder en casi todos los rubros que se evalúen. Pero sobre todo en su poderío económico, en la última década -sobre todo- basado en el ingreso de capitales del extranjero.

Es la primera en cuanto a valor de mercado, la que más jugadores internacionales (de Selección) cuenta, la que más reparte en cuanto a derechos de TV, también la más televisada a nivel global, la primera en superar -hace dos años- los mil millones con contrataciones de futbolistas. Y en cuanto a convocatoria de hinchas se ubica segunda detrás de la Bundesliga.

Y a diferencia de las restantes Ligas del Top 5, un equipo de mitad de tabla puede contratar por cifras multimillonarias. Un síntoma de esto es también el Championship, la segunda categoría de la FA, que por su cotización se ubicaría en el séptimo lugar en Europa. Es decir se trata del torneo de segunda división más relevante del mundo.

De todos modos, se mantiene la misma lógica que en el resto de la éite: los protagonistas (y vencedores) principales son los que más dinero invierten. La ecuación parece tan simple: más billetes más triunfos. Por eso, quizá, resultó tan atractivo y a la vez histórico el título obtenido por el Leicester, en 2016, el primero en sus ahora 138 años. El equipo que conducía Claudio Ranieri contaba con el 17° presupuesto de la Premier.

Ni antes ni después de aquella hazaña se modificó la lógica dominante. Un detalle de inicio de temporada que también resulta sintomático: los tres futbolistas más cotizados son los goleadores de los tres principales candidatos al título: Erling Haaland (150 millones; del Manchester City, defensor del título); Mohamed Salah (90 millones; del Liverpool, subcampeón de Premier y de la Champions, campeón de la FA Cup, de la League Cup y de la reciente Community Shield); y Harry Kane (90 millones; del Tottenham Hotspur y goleador del seleccionado inglés).

La Liga de España: Dos gigantes y los soldados del Cholo

Viniius, el futbolista más cotizado en el equipo más ganador, Real Madrid (AFP)Viniius, el futbolista más cotizado en el equipo más ganador, Real Madrid (AFP)

Real Madrid es un paradigma histórico de lo que hoy es una cuestión habitual en las grandes ligas. Desde los tiempos de Alfredo Di Stéfano, pasando por el «Así gana el Madrid» (en una queja ya más referida a los árbitros, pero sobre todo al poderío e influencia de la Casa Blanca), por «La Quinta del Buitre», por «Los Galácticos», por «Zidanes y Pavones» Por la historia del club más ganador de todos los tiempos.

Y también, siempre ahí el Barcelona, mucho más desde las llegadas de Cruyff y de Guardiola como entrenadores y de Lionel Messi como megaestrella. No sólo lograron competir con el gigante de la capital sino que lo llegaron a pisotear como nunca antes. Y hasta se dieron un lujo hasta entonces inédito, El Sextete o Sextuplete (ganar los seis títulos oficiales en una misma temporada, en 2009). Una perfecta señal de dominio.

No hay casualidad en la distribución de los 12 primeros en cuanto a valores de mercado. Seis pertenecen al Real Madrid (Vinicius, el más caro con 150 millones; Valverde, Courtois, Rodrygo, Tchouameni y Eder Militao), cinco al Barcelona (Pedri, Gavi, Koundé, De Jong y Ansu Fati) y uno al Atlético de Madrid (Joao Félix, tercero en las cotizaciones generales).

El caso del Atlético de Madrid es distinto pero no tanto. Pretende ser la piedra en el zapato de los dos gigantes, pero a su vez cuenta con el tercer plantel más caro y el entrenador mejor pago del mundo.

La Liga de España tiene una particularidad que la distingue de las demás: es la única del top 5 que tiene más futbolistas de su propio país que extranjeros. Para explicarlo con los dos extremos: la Premier League tiene un 66,7% de extranjeros y en España el 41,3%.

Bundesliga: el imperio del Bayern Munich

Bayern Munich, como cada temporada cuenta con el plantel de más valor económico. Y claro, es el favortio. (AP)Bayern Munich, como cada temporada cuenta con el plantel de más valor económico. Y claro, es el favortio. (AP)

El Bayern Munich, defensor del título, es una constante de protagonismo en cualquier torneo que participe. Ya sea a nivel local como internacional. Desde la creación de la Bundesliga (para la temporada 63/64), el gigante bávaro ganó 31 títulos, más de la mitad. Los rivales directos van rotando según las épocas. Pero como sabe cualquier analista de fútbol, «el Bayern siempre está».

También es una constante que tenga el mejor plantel, con el más cotizado. No hay excepción en esta temporada 22/23 que recién se inicia, Con 846,5 millones de euros, el Bayern les saca amplia ventaja a los cuatro que asoman como rivales a la disputa del torneo: Borussia Dortmund (512,5); Bayer Leverkusen (476,9); RB Leipzig (470,1) y el último campeón de la Europa League, el Eintracht Frankfurt (228,1).

El Bayern cuenta con 9 de los 12 futbolistas más cotizados de la competición. Todos tropa de élite: Joshua Kimmich (80 millones); Sadio Mané, Matthijs de Ligt y Alphonso Davies (70), León Goretzka, Serge Gnabry, Jamal Musiala (65), Leroy Sané y Kingsley Coman (60). Más allá de las competencias múltiples, la ventaja respecto de individualidades es notoria. Como retrata el pasado y como repite el presente.

La Supercopa de Alemania (el duelo entre el Campeón de la Bundesliga y el de la Copa de Alemania) puede resultar una referencia de lo que se continuará viendo: en un partidazo, el Bayern derrotó por 5-3 al RB Leipzig (el equipo menos querido de la Liga; por su ascenso exponencial a fuerza de contrataciones millonarias y por su falta de tradición) y alzó el trofeo por décima ocasión en 16 finales disputadas.

Otro rasgo que (casi seguro) se repetirá es el de las tribunas con más gente. La Bundesliga lidera ese rubro (porcentaje y cantidad de hinchas en los estadios) desde hace no menos de una década. El duelo entre los más convocantes es entre el Borussia Dortmund -de su convocatoria hace casi una religión- y el Bayern Munich. A partir de esos ingresos, claro, también se impulsa la hiper-organizada Liga de Alemania.

La Serie A: La obsesión de volver a ser los mejores

Milan, el último campeón, es junto al Inter y a la Juventus el frecuente dueño del mercado de pases. (AFP)Milan, el último campeón, es junto al Inter y a la Juventus el frecuente dueño del mercado de pases. (AFP)

Tras el impresionante dominio de la Juventus (ganó nueve títulos sucesivos entre la temporada 11/12 y la 19/20). Y en las últimas dos campañas, el Scudetto se mudó de ciudad: de las fábricas a la moda. Inter ganó en la 20/21 y el Milan en la 21/22. Desde el año 2001 que un equipo por fuera de esos tres no gana el torneo. Aquel hito fue la Roma de Batistuta.

En cuanto al reparto de los millones también se da la lógico: los tres primeros en el inicio de esta campaña 22/23 son Juventus, Inter y Milan, en ese orden. Pero la diferencia entre el primero y el tercero de esta tabla es de 82 millones de euros. Luego se ubica el Napoli y la Roma, que suelen asomar pero les cuesta doblegar la hegemonía de los tres más poderosos, del Norte.

Esta temporada, además, tendrá una valor significativo para el fútbol italiano. Tras ser campeón de Europa en 2020, se quedó afuera de la Copa del Mundo en el Repechaje. Eso obliga a los equipos a demostrar que el calcio sigue siendo el mítico y famoso, el que nadie quiere enfrentar. Y para eso sus equipos tendrán que mostrarse firme en Europa.

La Roma, con José Mourinho como entrenador obtuvo en este 2022 la naciente Conference Cup (la tercera en relevancia detrás de la Champions y de la Europa League). Pero un equipo italiano no gana La Orejona tan deseada desde 2010, cuando la alzó el Inter -curiosamente o no tanto- también conducido por el entrenador portugués. Y en la Europa League (entonces Copa de la UEFA) la última conquista se remonta al Parma de la campaña 98/99, siglo pasado.

En consecuencia, el desafío principal será para los siete equipos que participarán de las tres competiciones continentales: Milan, Inter, Napoli y Juventus (en la Champions), Lazio y Roma (en la Europa League) y Fiorentina (en la Conference). Lo saben: por delante tendrán incluso rivales con más millones y con idénticas ambiciones.

La Ligue 1: ¿Y quién será el escolta del PSG?

PSG, el gran acaparador en Francia, festeja el primer título de la temporada: el Trofeo de Campeones, tras el 4-0 ante Nantes. (AFP)PSG, el gran acaparador en Francia, festeja el primer título de la temporada: el Trofeo de Campeones, tras el 4-0 ante Nantes. (AFP)

La Liga de Francia, desde la llegada de la Qatar Investment, dejó de ser aquella que permitía campeones variados (excepto la seguidilla del Lyon (siete títulos entre 2001 y 2008) o ciclos exitosos de no más de cuatro años. Desde 2013 en adelante, el PSG -el beneficiario de los millones llegados desde Doha, sede central de la inminente Copa del Mundo- apabulló: ganó 25 títulos locales (entre Ligas y Copas). En la Ligue 1 obtuvo ocho de las últimas diez y en las dos restantes fue subcampeón (de Monaco y de Lille).

La consagración de Lille puede considerarse como uno de los dos grandes asombros (el otro, imposible, el del Leicester en la Premier League) de la historia reciente en las Ligas top que parecen destinadas a que la fórmula de la felicidad, del éxito, esté inequívocamente vinculada a los millones que se puedan invertir.

Para la actual campaña, por ejemplo, el PSG que, casi como obviedad es el equipo más cotizado (con 924,5 millones de euros) cuenta con los ocho futbolistas con mayor valor de mercado y con 12 de los 16 primeros. Lo que se llama una constelación de estrellas al amparo de la billetera. Algunos nombres: Mbappé, Neymar, Marquinhos, Hakimi, Verratti, Donnarumma, Messi (figura octavo por una cuestión de edad, con 50 millones de valor de mercado).

Detrás del PSG, se ubican los que quieren dar el golpe y/o acceder a la Champions League (hay dos plazas a la fase de grupos; y una a la clasificatoria): entre 342 y 251 millones se ubican Monaco, Marsella, Lyon, Rennes y Niza. De algún modo o de varios, son los que pelean porque la Liga no tenga un final escrito a la mitad del recorrido. O antes.

Fuente: Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *